Miguel Ángel

Cuando pensamos en fotos de comunión es inevitable acordarnos de las que cada uno tenemos en casa, casi siempre un posado en estudio con algo entre las manos. Con Miguel Ángel fuimos a los alrededores del pueblo en busca de escenarios que le permitieran estar a gusto, al natural, como cualquier niño de su edad.

Y aunque el calor no nos dio mucha tregua, conseguimos una sesión en la que el protagonista se entretuvo a sus anchas, en contacto con el entorno de la Alcarria.